Artículo en Suplemento Canchallena

El deporte blanco en su versión Argentina


El tenis criollo es practicado por más de 6000 jugadores en todo el país y busca retomar la popularidad que supo tener en la década del ´80.

Por Damian Caceres.

La pelota va, viene y no se detiene. Por momentos, no para. El punto se hace largo. Se extiende como nunca. Un potente saque es devuelto con un drive cruzado. Un revés ajustado, muy ajustado, a dos manos.

Una volea que define y el desahogo es total, absoluto y final. Un grito, el puño en alto y un abrazo que se hace interminable.

Ella, Ema Albano, acaba de vencer de manera ajustada, en la segunda final del 60º Torneo Argentino de Tenis con Paleta, disputado en semana Santa, a su amiga y rival de siempre, la santafesina Cecilia Morello. "¿Esto es tenis?", pregunta un nene agarrado del alambrado del club Comunicaciones, en el barrio porteño de Agronomía. "Sí. Podría decirse que sí hijo", le responde su papá.

Por raro que suene, para algunos, este deporte se llama tenis con paleta. En otros tiempos se llamaba tenis criollo por su clara y arraigada raíz argentina. Similitudes con el tradicional tenis, el tenis inglés, no le faltan. El dibujo de la cancha es muy similar, con dimensiones más pequeñas. Pero lo que sí es diferente es el elemento clave con el que se le debe pegar a la pelotita amarilla.

Mientras que en el denominado deporte blanco se emplea la raqueta con encordado; en el otro, su nombre lo explica todo: tenis con paleta. La misma paleta que se utiliza en pelota paleta o frontón. La criolla. La de madera y tarugos.

"El tenis criollo es un deporte amateur. Es el segundo deporte nacional después del Pato, declarado así en 2001 por la Cámara de Diputados de la Nación", cuenta a La Nación, Julio Godoy, el presidente de la Confederación Argentina de Tenis con Paleta (CATP).

Lejos de la estridencia y los rimbombantes contratos multimillonarios, el tenis con paleta se juega en la Argentina desde, por lo menos, setenta u ochenta años. Algunos memoriosos cuentan que lo crearon los pobres en Santa Fe. Ciertamente en el club Regatas, que en 1940 sufrió un voraz incendio y vio gran parte de sus instalaciones en ruinas. Allí, un poco por casualidad y otro por ingenio, un grupo de amigos utilizó una vasta cantidad de remos arrumbados, ya casi sin uso para comenzar a escribir la historia. Colocaron un mástil encima de dos caballetes y, con una pelota, comenzaron a realizar los primeros esbozos de lo que posteriormente se convertiría en el tenis con paleta actual.

Auxiliados por el carpintero del club, quien les confeccionó algo similar a la paleta moderna, el juego resultó de un atractivo inesperado. De esta manera, se dieron los primeros pasos y tras la notable repercusión que tuvo entre los socios del club, muchas instituciones deportivas comenzaron a incorporar a sus actividades deportivas al Tenis Criollo, tal su nombre en aquella época.

Sin embargo, para que fuese considerado como deporte hacía falta un reglamento que estuvo a cargo de Hugo Giménez, el gran pionero conocido como el padre del tenis criollo, quien le dio la forma al estatuto que con el correr de los años sería alterado sólo parcialmente.

A partir de allí, se diseminó por todo el litoral y llegó a Buenos Aires donde rápidamente el club Comunicaciones lo tomó como disciplina propia. Este hecho no fue menor ya que su instalación como deporte federado luego fue adoptado por clubes como Independiente y Regatas, de Avellaneda; Universitario, de la Plata; Astilleros, Náutico y Pueblo Nuevo, de Ensenada; CASA, de Padua; entre otros.

En 1946 quedó conformada la Federación Argentina, que luego tomaría su nombre actual, la Confederación Argentina de Tenis con Paleta, para convertirse en la institución regente de esta disciplina, que en la actualidad nuclea a cuatro asociaciones, "con legajo de personería jurídica al día", explica Godoy.

La Asociación Santafesina (la que contribuye con la mayor cantidad de jugadores), la Rosarina (segunda en cantidad), la Metropolitana y Oeste. Entre todas aportan más 6000 jugadores que disputan a lo largo del año un nutrido calendario(los torneos se realizan en un fin de semana) con competencias cada dos o tres semanas, además del tradicional y emblemático campeonato Argentino que se desdobla en dos etapas y que puede llegar a reunir a 300 ó 400 jugadores, entre todas las categorías. "Estamos creciendo día a día. Queremos que el tenis con paleta regrese a la provincia de Córdoba. A Villa María, donde se sigue jugando. O a Formosa, donde en los '80 se practicaba de manera federada. Sabemos que en Misiones, por ejemplo, lo están practicando. En los ´80 llegamos a tener trece asociaciones y queremos regresar a esos gloriosos tiempos", señala el presidente de la CATP. Lo cierto es que el tenis con paleta sufrió un duro golpe a mediados de 1990 cuando el padel arremetió y fue un boom en todo el país.

Gran cantidad de jugadores optaron por los rebotes en las paredes. Como Sebastián Nerone, actual N° 2 del ranking mundial, quien actualmente vive en España pero cada vez que regresa a Buenos Aires despunta el vicio con sus "amigos de Comu". O Nito Brea, animador de los torneos de 1° durante varios años, antes de volcarse de lleno al padel.

A esta, la historia oficial, también puede sumársele la numerosa cantidad de chicos que lo practican en las calles, en sus barrios. Tal fue el caso de Héctor Durán, reciente campeón argentino de la categoría 2º, quien se inició así en Ensenada, su ciudad natal. Hace unos siete años se acercó al club Pueblo Nuevo y vio que lo mismo que él jugaba de forma precaria en la calle, lo podía hacer de manera competitiva junto a sus amigos. Algo que siempre le sumó un condimento especial a este deporte bien argentino.

 

Reglas básicas

El tenis con paleta se juega entre dos bandos, compuesto cada uno por uno o dos jugadores, y tiene por objetivo enviar la pelota de tenis por sobre la red, y dentro del ancho correspondiente al sector rival, golpeándola con la paleta argentina (madera con tarugos) de volea o después de un pique, con un golpe por bando, alternativamente, hasta conquistar la cantidad de 16 tantos. La medida de la cancha es de 18,50 m. de largo por 8,50 m. de ancho con cuatro "zonas de saque", dos derechas y dos izquierdas; quedarán delimitadas por dos "líneas de saques", paralelas a las de base y marcadas a 3,25 m. de éstas, hacia la de la red, y por la "línea divisoria central", que unirá ambas líneas de saque, a 3,25 m. de cada lateral interior.

Hacia el exterior de cada base, y a 0,60 m. se trazarán respectivas "líneas suplementarias" abarcando los 6,00 m. centrales del ancho de la cancha que estará atravesada a lo ancho y en su justo medio, por una red que unirá ambas líneas laterales exteriores y se ubicará sobre la línea de red a 0,80 m. del nivel del piso.

Mejor Jugador de la Historia

Quién es el mejor jugador de la Historia?

Imagenes

dsc01253.jpg

Noticias

Despedida 2014

Despedida y Sorteo 2014 13/12/2014 Es la fiesta ...

Novedades en Nelson

Invitación a Club Boca de NELSON Confiando en la ...

Becas 2014

El gobierno provincial otorgó becas a 44 ...

Tenis Internacional

Scroll to top